lunes, agosto 15, 2022
Tips - consejos

Problemas más comunes que podemos encontrar en nuestra computadora

Problemas más comunes que podemos encontrar en nuestra computadora

En este artículo hacemos un breve análisis sobre los problemas más comunes que podemos encontrar en nuestra computadora, aprenderemos a identificar si son fallas provocadas por algún software o bien el hardware instalado.

Posiblemente y si tenemos suerte, la mayoría de los problemas que pueden afectar a nuestra computadora podrían estar relacionados con el software y el resto algún dispositivo de hardware mal configurado, con fallas de fabricación, con vida útil terminada, daños o incompatibilidades.

Listado de problemas más comunes que podemos encontrar en nuestra computadora

En seguida hacemos una lista las clases de fallas típicas que puede presentar una computadora, con una breve descripción, las posibles causas y sus soluciones.

Problemas con el arranque

Este tipo de fallas que podemos encontrar en nuestra computadora son relativamente fáciles de identificar y se puede hacer en la mayoría de los casos a simple vista.

Por ejemplo, el equipo no envía señal a la pantalla, tal vez no encienden las luces del panel frontal del gabinete o bien escuchas algunos pitidos.

Ejemplo 1 Mi computadora no da video

Si al encender nuestra computadora no tenemos video esto puede deberse a varios factores y ningún caso o prueba se debe descartar, por más lógico que parezcan.

Esto puede ir desde tener un cable flojo o mal conectado, hasta otra falla por ejemplo en la fuente de alimentación o algún otro componente ya sea integrado o adaptado, en este último caso hablamos de una tarjeta gráfica.

No se debe olvidar siempre hacer pruebas antes de tomar una decisión de que es lo que falla, por ejemplo, si estas revisando una laptop y no da video pero le conectas un monitor externo y allí si funciona, evidentemente el fallo esta en el display o flex de la laptop.

En un caso similar si cuentas con una PC de escritorio con una tarjeta gráfica extra debes hacer pruebas en ambas conexiones.

Haciendo un análisis más detallado este tipo de problemas podría involucrar una cantidad considerable de dispositivos por comprobar, y más de uno puede estar provocando la falla.

Ejemplo 2 Encendido de LED’s

Cuando al pulsar el botón de encendido no hay respuesta de los LEDs frontales el problema podría deberse a un cable no conectado o mal conectado en el panel frontal de la tarjeta madre, también podría deberse a una falla en la fuente de alimentación y en el peor de los casos algún cortocircuito dentro del equipo.

Los cortocircuitos dentro de una computadora pueden darse a causa de una descarga externa notable por lo general, producidas por tormentas eléctricas, fallas o cortos repentinos de luz o bien, debido a una reciente manipulación descuidada del interior del equipo.

Ejemplo 3 Escuchar pitidos

Es normal que al encender la computadora escuchemos un pitido y posteriormente inicie de forma correcta, pero si detectas que al encender el equipo hay más pitidos de lo normal y no procede al inicio de Windows, entonces debes revisar los componentes.

Estos errores están normalmente ligados en primera instancia a la memoria RAM, en este enlace tienes una serie de códigos de pitidos que te permiten identificar errores en el arranque de tu computadora.

Ejemplo 4 Reinicio sin lograr iniciar Windows

Si al pulsar el botón de encendido parece que todo va normal, pero notas que la computadora se reinicia debes ser muy observador.

En algunas versiones de Windows saltaba una pantalla azul de forma muy rápida y se procedía al reinicio, en estos casos se debía deshabilitar el reinicio automático en caso de detectar errores y de esta forma se puede leer el código de error.

Pero si este no es el caso debes ser observador con el resto de los componentes y verificar por ejemplo si el ventilador del procesador funciona por que el reinicio puede ser debido a un sobrecalentamiento.

O bien revisar el resto de componentes, a modo de experiencia en una PC de escritorio que un compañero la dio por desechada el problema estaba en un slot de la memoria RAM ya que solo tenia una Memoria de 4gb instalada y al cambiarla de slot el equipo inició correctamente.

Problemas intermitentes

Te puedes topar con fallas aparentemente solucionadas pero que, al cabo de un tiempo, el problema vuelva a manifestarse para luego desaparecer por otro período.

Este tipo de problemas pueden estar relacionados desde falsos contactos en las placas y circuitos hasta algún componente electrónico con una soldadura deficiente o a punto de desconectarse.

Toma en consideración que la acumulación de suciedad en los zócalos de conexión también puede afectar la comunicación permanente entre el motherboard, la memoria, el procesador y las tarjetas de expansión.

Por otro lado, el calor también juega un rol importante en este tipo de fallas ya que pueden ser causales directas del problema.

Haciendo referencia al ejemplo 3 de los problemas de arranque otra simple solución podría estar en limpiar con una goma de borrar común y corriente la zona de contactos de la RAM para remover la capa de suciedad acumulada, este sencillo procedimiento logrará una conexión adecuada entre la Memoria RAM y la Tarjeta madre.

Ahora hablando de calor, tal vez en temporada templada o de invierno no tuviste problemas con tu computadora y funcionaba de forma prefecta, pero al llegar los días de calor empiezas a tener fallas, toma en cuenta que al tener un sobrecalentamiento la mayoría de equipos tiende a apagarse a modo de protección.

Si notas esto debes echar un vistazo y poder requerir ventilación extra en tu cuarto o bien un cambio de pasta térmica para tu procesador. Esto dependerá de los detalles que encuentres de acuerdo a cada situación.

Problemas de rendimiento

Los problemas de rendimiento están relacionados, en su gran mayoría, con el software, o bien con la combinación elegida entre software y hardware.

Entre las causas referidas al software pueden estar por ejemplo el uso abusivo de aplicaciones muy pesadas, la presencia de malware, los programas o servicios innecesario que se ejecutan al iniciar el sistema operativo, entre otras.

Un correcto filtro de estas aplicaciones liberará una cantidad determinada de memoria RAM, que pasará a estar disponible para el sistema operativo, permitiendo ejecutar más aplicaciones simultáneas sin que percibamos una ralentización.

Por otro lado, el sistema operativo va acumulando restos de la instalación y también de desinstalación de aplicaciones, entradas en el registro del sistema, fragmentación de archivos en el disco duro, entre otras causas. Muchas de ellas son controlables, es decir, es posible reducir sus efectos mediante herramientas de mantenimiento periódico, pero nunca erradicarlas por completo.

También existen fallas de tipo combinado, es decir, se instala software de última generación sobre hardware obsoleto.

Y esto en la mayoría de los casos por desconocimiento del usuario, normalmente desde que adquieren un equipo, por ejemplo, una persona adquiere un equipo con procesador inferior a i3, solo por mencionar un ejemplo y con los típicos 4Gb en RAM y pretende editar videos, evidentemente el equipo tendrá problemas de rendimiento o ni siquiera podrá empezar el trabajo y ni con un SSD se harán milagros.

Problemas de incompatibilidad

Los síntomas de este tipo de problemas pueden ser totalmente aleatorios e impredecibles y las causas se relacionan con incompatibilidad entre software-software, hardware-software o hardware-hardware.

Este tipo de fallas es muy común encontrarlas cuando existe una incompatibilidad entre algún controlador y el sistema operativo.

Seguro te habrás topado con un equipo al que quisiste darle vida instalándole una versión reciente de sistema operativo y te llevaste una sorpresa al no encontrar controladores por ejemplo de sonido para esa tarjeta madre compatible con el sistema operativo que instalaste.

En el mejor de los casos un controlador genérico te puede ayudar, por ejemplo en instalaciones de Windows 10 y en el peor de los casos tendrás que adaptarte el software que mejor le venta al equipo.

Cuando hablamos de hardware-hardware el problema se puede evitar desde un inicio al entender y consultar las especificaciones entre cada elemento existente y el nuevo que quieras instalar.

Si no existe compatibilidad o el fabricante no lo recomienda entonces para que meterse en problemas.

En conclusión

Cuando nos encontremos frente a un problema, un buen hábito para que no se escape ninguna posible solución, es elaborar una lista de ítems para tener en cuenta, que podemos ordenarlos por prioridad o por simplicidad.

Para realizar un diagnóstico eficaz ante cualquier tipo de falla, es primordial proceder paso a paso y nunca comprobar dos o más posibles causas al mismo tiempo.

Y como última recomendación siempre analizar y confirmar antes de dar un diagnóstico, sobre todo si vas a cobrar por tus servicios, pudiese ser que digas que es un problema sencillo y al final te topes con un sinfín de detalles o al revés.